martes, 31 de mayo de 2011

Color

Hubo un tiempo en el que anduvimos juntos, sin saber qué éramos...
   Y no importaba.

Tampoco hubo tiempo de pensarlo, no fue necesario.
Lo único cierto era que estábamos ahí, el uno con el otro
Y fue bueno entender que no queríamos alejarnos pese a todo
Y es que por tanto silencio yo alcancé oír tus palabras
Quizá porque fue lo único sincero que se había traído el viento.

Quien soy yo entonces para alejarme
Si mis pies siguen plantados en la arena
Por las mismas consecuencias que me trajeron aquí
Frente a ti.

Y no puedo negarme a describirte más mundos
Si eres tú la causa de ello.
Por qué no decirlo entonces como un anhelo
Por los gritos desesperados que jamás oímos
Y las descaradas líneas que alguna vez te dedicaba.


Entonces seguiré balbuciendo frases ante ti
Con temor a fabricar olvidadas pretensiones.
Aludiendo al pasado como si tanto importara
Sabiendo que hoy no era nada...
Mas que otras líneas desesperadas
Y tú  que no me detienes aún teniendo el poder
Quizá disfrutabas mientras me desnudaba
Odiosa...


31 de mayo de 2011.

Lukas Guti.

jueves, 26 de mayo de 2011

Proverbios Guti


·        Es que las ganas de no encajar me transformaron en algo simple... y encajé.

Escribir es dejarse morir por una buena causa.

·         ¿Y somos tan irremediablemente iguales?  O la ignorancia me cobró el “triunfo” nuevamente mostrándome que las ideas que creí propias y por las que tuve plena convicción  ya estaban planteadas por alguien más desde hacía tiempo. ¿Significa esto que soy ignorante o que la similitud entre cada uno de nosotros llegó a ser tal en la modernidad que las buenas ideas simplemente dejaron de surgir?  No importa, De igual manera… estoy decepcionado.

·        Ahora resulta que si me vuelvo egocéntrico al fin podré ver tu lado sincero? obvio... tu humildad no dejaría que alguien fuera mejor que tú y por ello me lo reprochas! "Entonces sí, yo soy una chimba, úntate de mí antes que te mande pa’ la mierda" psh...

·        El artista le debe a su ego la excentricidad de sus obras. La apreciación de una obra influye grandemente en el trabajo posterior del artista… El ego no es necesariamente enceguecerse como un narcisista; aquí la humildad es irrelevante.

·        "Incluso mi propio narcisismo se mofa de mí cuando me veo en el espejo"

·         Es que sencillamente no sé dar las gracias, escasamente tomo en serio un halago... ¿Les basta con una sonrisa? Así disimulo mi complejo de superioridad que reluce en mí por cortos períodos como este... Y no los ofendo.


·         Incluso de lo político puede surgir lo poético. Sin embargo, lo de político se lo dejo a los visionarios… yo sólo pretendo escribir en versos que nos inmortalicen, para bien o para mal.

·         Y sólo dios sabe lo mucho que lo amo, y lo mucho que lo odio. Pero creer o no creer en ello resulta irrelevante.   

·         Oh!! Me topé con La Verdad! O bueno, la vi pasar de largo y me despelucó el peinado. ¿Ahora qué? ¿Me mato o me hago el guevon? Jajaja, Platón, Aristóteles, gran putos!! Apuesto a que también le temieron a eso

·        Es más fácil creer en dios que en uno mismo. Hasta la fe puede ser mediocre.
·        Cree en usted o en lo que hace por medio de algo que le dé fortaleza; y no es que sea irrelevante no creer en uno mismo sabiendo que es más fácil creer en dios (o algo más, o lo que sea) pero nunca en uno mismo... ¿porqué es tan complicado? Quizá porque caminar solitariamente por el camino suele ser intimidante.

·        Cuando el hombre descubrió que tanto silencio rodeaba al universo comenzó a cuestionarse... y comenzó todo., Luego tuvo que inventar la música para hacer del silencio algo más soportable... luego inventó todo lo demás.

·         La buena ortografía se cultivaría mejor como un mal hábito. ¿Para qué considerar algo bueno malo entonces? Los hábitos deberían estar por "encima del bien y del mal" pues.


·         La vida se basa en distracciones porque es demasiado peligroso cuestionar al universo y a uno mismo sin ello; Y el que lo hace ignorando cualquier cosa que le hombre haya inventado para crear para sí felicidad, tienden a juzgarlo erróneamente por sus vivencias, como si vivir tuviera una línea a seguir... por eso es que la masa es masa, porque va por un mismo camino que nadie se atreve desafiar; pero resulta irónico porque incluso la masa habla de sí misma... la masa es relativa, todos lo somos.

·        Uno mismo se hace. La Academia sólo termina por pulirnos; Alguna otra invención de los hombres supongo, para perfeccionar lo que no logramos hacer bien sin la genialidad... prefiero, pues, mis mamotretos.
·         Es que el amor se lo inventaron los desenamorados.


·        Y Tú porque juegas conmigo? "Baja" frente a mí y enfréntate a mí como hombre, no te escondas tras esa carita de divinidad... desgraciada alegoría de mierda; hálame los pies, manifiéstate, hazme sentir más humano, que estoy cansado... que estoy cansado.

.
·         El hombre inventó la rueda porque descubrió que iba a necesitar de los círculos viciosos.
Fue la única forma de evolucionar...
Luego la adornaron con motores, pinturas y calcomanías para hacerlo más soportable"
Y aquí estamos.

·         La poesía es la más perra de todas. Se acuesta con cualquiera que le guste. Y en cuanto uno termina de escribir el último verso nos deja.

·         La música es el único sueño que se puede vivir despierto.

·         Maldita seas tecnología! Haces de la distancia una ilusión y del corazón un gran puto emoticón!

·         Yo escribo porque tú no puedes hacerlo.

Soy lo que las letras hicieron de mí.

·         El hombre inventó la rueda porque descubrió que iba a necesitar de los círculos viciosos. Luego la adornaron con motores, pinturas y calcomanías para hacerlo más soportable"
·         No te enamores de mis letras, enamórate de mí. 

·         Búsquense entre los demás, a vos no te queda más que llenarte de ellos. A mí ya me absorbieron.




Entelequia

Y es que me enamoré tantas veces…
La mayoría de las veces sin pensarlo
Las otras veces por desprevenido
Y el resto porque era placentero sentirlo. 

Me enamoré tantas veces
Que aprendí a desilusionarme.
Aprendí a jugar con ello
Y era divertido. 

Aprendí a amar incluso a quien no se lo merecía.
Y por ello aprendí a engañar
Y a engañarme a mí mismo. 

Y si mi corazón comenzaba a sentirse mal
Por alguna musa desventurada
Yo no me lo negaba
Puesto que las punzadas en el pecho
De las que tanto uno temía
Al cabo de un tiempo eran irrelevantes. 

Y supe que era tan adictivo… 
Y tantas veces maltraté mi corazón por ello.
Supe incluso que me lo podía inventar
y por ello nadie me prevenía. 

Entonces si volvía a enamorarme
En cuanto el amor golpeara mi pecho
Aprendí a sostenerlo como a un niño
Y a sonreírle a sus caprichos… 



Lukas Guti. 
18 de mayo de 2010. 17:37.

Sonidos

Hubo tanto silencio después de oír tu voz
Y el mundo cerrándose en cortinas de oscuridad
Las mismas que tentaban con cerrar mis ojos
Y allí,  el único lugar donde lograba verte…




Lukas Guti.

24 de mayo de 2011

El Cordero

Escuché un latido fuerte y ensordecedor
Y varios susurros que lo precedieron
Las voces de tantos otros fantasmas
Y yo revolcándome entre la misma mierda.
Ya no debería entonces doler tanto
Casi Igual que  un animal domesticado
Igual que todas las cadenas del mundo
Oxidadas por sencillas costumbres.


Lukas Guti
21 de mayo de 2011

Empaques

Ya lucía demasiado bello por tantas despreocupaciones
Y demasiado superficial como para creérmelo.
Volví a mis olvidados pasos entre líneas empolvadas
Pero empolvadas por algunas otras distracciones
Las mismas que me alejaron de todo aquello que solía ser.

Y es que si fuera mujer podría ser tan irresistible con lo que era
Que sólo yo me lo podría creer; con mis últimas gotas de vanidad,
Con mis escritos y mi forma de andar, con mi cabello,
Con mi cuerpo delgado y sin una sola cicatriz,
Y con mi extraña forma de decir que amaba entre cartas.

Pero como soy hombre quizá me falte el sexo
Y eso que no soy tan feo
Y es que, quizá, si todo fuera un mal hábito
Como las cajetillas  llenas de cigarros
Cualquier mujer  sería desechable
Me arriesgo decir que así sea por sexo o no… te amo
Quizá de esta forma no serías desechable
Ni yo una mujer.


Lukas Guti
18 de mayo del 2011

Disonancia III

No tanto por ira avivaba los ánimos ni las tragedias del alma
Era el espacio y el bendito sonido de riachuelo a mi costado
Que entre la ventana seguía siendo perenne tal cual lo dejé,
Antes de partir.

Y aunque no fuera sencillo reanudar entre las sombras
Tampoco fue difícil comenzar a destruir cuanto amaba
Por las mismas inseguridades y desolaciones
Las que causaban en cada individuo tanta desidia.

Aquí yacía mi fantasma sentado cual efigie inmortalizada
Y en la noche siempre por la luna relucía como un incierto
Convocado por el retumbante palpitar del corazón
Y por la incesante presencia de la gente…
Y lo que yo amaba con tanta certeza se difuminaba
Pues nunca estuvo aquí.

Admiraba tanto el ego porque salvó varias veces el orgullo
Y con orgullo se sufría menos.
Sentir era lo más obvio para los enamorados y no les embarazaba
Porque al fin y al cabo era importante demostrar pureza.
Y el orgullo, bueno, no era tan obvio disimular el dolor,
Pero para eso servía.
Los que se quejaron del orgullo fue porque no supieron usarlo,
La otra máscara, igual que el amor…. Casi lo mismo.


Lukas Guti.
17 de mayo de 2011.

Sigo Aquí

Tu ira provino de inesperados impulsos
Y tuviste tiempo de ver entre las similitudes.
Entre el reflejo de lo que eras cuando me veías,
 El reflejo de máscaras que seguimos usando.

Y cómo culparte si por tus máscaras yo te amaba
Y por las mías, quizá, yo te agradaba…
Pero al final eras tú quien me enamoraba



Lukas Guti
Miércoles, 11 de mayo de 2011.

Mundos

Jugaron todos en ese mundo tan incansablemente
Incluso por largas horas olvidaron lo irreal que fuera
Caminando cual inmortales entre los escenarios
Como aquello que sólo por los anhelos podrían ser
Desvelados por el afán de mantener sus logros
Y temiendo por momentos cualquier adversidad.

Algunos incluso se enamoraban
Y es que era  más fácil creer en el amor
Que en el propio mundo donde vivían.
He aquí la razón de tanto sufrimiento
 Porque la falta de fe nos lo recordaba
O perder a alguien que tu creías amabas…



24 de abril de 2011
Lukas Guti

Capitalista

Bombardeaban los lenguajes extranjeros
Tanto una imposición de miserables
 Como alguna otra guerra disimulada
Entre propaganda y afiches de colores
Los mismos que adornaban tu hogar
Tu educación y tus caminos.

La originalidad era una gran retórica
Igual que los discursos políticos
Aquello de lo que un pueblo pendía
Alguna otra fe enmascarada
Y terminar con vagas convicciones
Las mismas que nos hicieron mestizos.



Martes 5 de abril de 2011.
10:49 am.

Manuela

Estuviste a mi lado casi toda la vida
Tan paciente y tan sumisa… tan linda

Pronunciaste de ti tan pocas palabras
Que hoy temo ya no saber quién eres.

Jamás creí que dejarías de ser una niña
Es que por mirarte embelesado cada día
Sólo notaba cómo tu dorado cabello crecía
Y a veces el sol en ti pudo reflejarse
Arropándonos entre cálidos pactos de silencio.

Bastaba con saber que estabas allí en mi vida
Bastaba verte a los ojos para no verme a mí.

Me tomó un tiempo entender lo que eras
Al menos lo que yo no quise que fueras
Supe, entonces, que aunque siguieras allí
Nunca tuve ventajas sobre tu vida o tu juicio
Y por ello hoy me duele verte en tu senda
Porque aunque sí logré influenciarte
Asimismo pudiste huir sin malicia
Porque también  ésta era tu vida.

Hoy vi tu cabello más largo que antes
y no comprendí porque había cambiado
Es que ya habías vivido y me lo negaba
Puesto que no me importaba olvidarme de mí
Y verte como esa niña con la que yo me engañaba.

Fuiste la única que no me traicionaba
La única con la que no jugaba conmigo al amor
Y por ello la única que me amó sin temor;
Pero tampoco logré mantenerte a mi lado
Y  hoy te alejabas como una mujer
Y debía dejarte ir…

Lukas Guti
14 de marzo de 2011

"Vida, Tribulación y Muerte"

Levantaban el mentón con pronunciada suficiencia
El orgullo que al final los había desgastado
Representado por cartones colgados en paredes
Y por la conforme aprobación de los que amaban.

Por todo lo demás morir ya no sería en vano
Pues por los primeros veinte o veinticinco años de ver el mundo
Sumergidos entre las aulas, los libros y los  eruditos
 Proporcionaba suficiente sentido como para llegar hasta los 60
Y es que si vivieran más era porque se rehusaban a morir
O porque la pensión aún los reconfortaba… y quizá los hijos.

Lo correcto, según la moralidad, era  estudiar imparablemente
Dado que el hombre enseñaba a  sus círculos a  sobrevivir
Basado en esos milenarios conocimientos que nos hizo humanidad
Y que nos postró en pedestales que nos convencieron de ello.

Ahora todos vivíamos juntitos entre largas calles y desigualdades
Y tuvimos tanto miedo que por eso seguíamos educándonos
Porque no conocíamos otra forma de vivir…

Luego, como si no fuera suficiente, las creencias invadieron las calles
Y con tales dogmas logramos distraernos por largos años
Hasta que logramos morir… quizá en paz.  




Lukas Guti.

22 de febrero de 2011.

Ella

Se cubría el rostro para no perecer en los ojos de los hombres
Para evitar los juegos ponzoñosos y las desidias de un romance.

Se ocultaba tras palabras poco cautelosas y sinceras
Las mismas que reflejaban sin esfuerzo tanta fragilidad
Tanta ternura contenida entre delicadas mañas
Y las innumerables máscaras que los hombres no dilucidaban.

Aún así, si  por pura casualidad llegaras a ver su rostro
Te cegarías inevitablemente con tus ojos de hombre
Y no la verías a ella.





Lukas Guti.
17 de febrero de 2011.

Mi muñeca

Conocí una muñeca que sola rondaba entre calles
Y entre otras tantas infames responsabilidades
Las mismas que hacían del resto del mundo
Hordas de interminables humanoides tan semejantes
Que casi por breves instantes se confundían
Cual millares de cruces clavadas en un cementerio.

Pero yo siempre distinguía a esta muñeca de la bruma
Que su largo y abundante cabello negro resaltaban
Caminando entre los humanoides etiquetados y a la moda
Que en ocasiones la disfrazaban con esfuerzo
Para que yo no la encontrara.

Pese a todo, sus grandes ojos negros la luna reflejaba
Y doy gracias a que por ellos lograba encontrarla
Así siempre fuera tarde…




Lukas Guti
jueves, 10 de febrero de 2011

Indignación

Esta reja  tan opaca seguía balanceándose
Y del cielo cubría casi toda su belleza
Es que las rendijas eran dibujos de esperanza
o  así lo veíamos por como nos educaron.

Sin embargo, debía sentarme a observar todo el día
Y los hombres a mis costados con sus rostros quemados
Remarcadas sus facciones por aquello que querían ver
Jamás supieron de su  fealdad por andar ensimismados
Y al verlos a ellos dejé de verme a mí mismo;
Los vi enanos, jorobados, cabizbajos, con ojeras,
Con pelucas, mechones que caían sobre sus cuerpos
La falsía imagen del orgullo malinterpretado
Cual propaganda de marketing vendiendo muecas.

En las noches los vi revolcándose entre trincheras
Hartos de la reja que se abalanzaba como condena
Puesto que incluso la luna se ensombrecía.

Se retorcían porque no dormíam, eran soñadores.
Curaban su insomnio al construir  los sueños
Creaban novelas completas de lo que no eran
Y hasta del pasado quisieron burlarse
Puesto que en sueños lo reconstruían.

En la mañana sus ojos como cuencas le huían al sol.
Dormían  hasta que el sol dejaba de quemarlos
Y  envejecían tan rápido como llegaba el ocaso.

Allá con la lluvia noté el reflejo de mi rostro
Y me asusté de tal forma que desvié mi mirada hacia la reja.
Supe, entonces, que aquellos hombres me miraban a mí.


Lukas Guti
06 de febrero de 2011.