jueves, 26 de mayo de 2011

Joker y Síndrome

La tristeza era algo más complejo
y el mundo la viste con frecuencia
Pues por lo que vi en estas tierras
a nadie aclaman con más cautela.

Los artistas solían morir por ello
pues según decían allá los santos
el sentido dependía de tales cantos.

Ahora estar triste no era tan malo
Era esta la musa de tantos mundanos… 
Tan egoístas, ególatras, tan inhumanos. 
Pero fueron la chispa del hombre mediocre
Y como zafios les otorgaban sentimientos 
A los que con gusto sólo sonreían
Como muñecos vacíos de porcelana. 

Algunos muy fieles se deprimían y morían
Y a los que les daba miedo sonreían y vivían. 
Los que así vivieron cargaron con vestidos
Y Todos bordados de tristura infinita
Para así lograr comprender del silencio
La chispa divina de la que provenían. 

Entonces no era tan malo estar triste… 





Lukas Guti.
27 de mayo de 2010. 1:05