jueves, 26 de mayo de 2011

Levedad

Sonreí espontáneamente, casi como  una flatulencia
Sujeto a la sencilla reacción de un momento decepcionante.
Tan efímero que los ecos de tales lapsos retumbaban,
Martilleos rebotando entre órbitas cerebrales
Que iban a parar en la frente… y en los ojos.
Sonreí  porque era insoportable.


Lukas Guti

Miércoles 3 de noviembre del 2010.