jueves, 26 de mayo de 2011

Mi Adversidad

Mi vida entera llevo renegándole al destino.
Quizá porque es una versión “remasterizada” del tarot,
O de algo más espiritual. 

Y es que anduve desubicado por senderos tan rectos
Pero tan engañosos.
Como caminar ciegamente, como enamorarse,
Aunque enamorarse era más fácil. 

Entonces me topé con un camino inesperado
Del que sólo supe cuando ya lo había cruzado. 
Y al final descubrí una pisca de felicidad,
Pero sólo porque todo había sido espontáneo.
Y es que la vida no era nada que lo hiciera a uno feliz,
Sino de lo impredecible que ello hacía de uno mismo.
Casi como un juego al azar…

Al final, lo único que un hombre podría conservar,
Era su propia sinceridad... mi adversidad. 


Lukas Guti.
16 de mayo del 2010. 3:14 am