jueves, 26 de mayo de 2011

Omnipotencia

¿Por qué aludir tanto a la soledad
Si jamás quisiste contemplarla?

Maldito mocoso quejumbroso
Que te frustrabas con ella,
La soledad.

Escribiste basándote en ello
Sólo porque no la entendías
Y los que jamás estuvieron solos
Te aclamaban por tales líneas
Porque ellos tampoco entendían.

Que le dedicaste largos poemas
Y lágrimas de adolecente.

¡No te la merecías mocoso!
La soledad era incluso mejor
Que un perro… o una mujer. 

La soledad te asustaba tanto
Que le huías cada noche
Y te masturbabas llorando
Mientras la música te tocaba.

La soledad jamás te causó desaires
Sino tu falta de conocimiento.

La soledad quiso cambiarte
Pero tú nunca la dejaste 
Porque siempre le huiste.

Mocoso Cobarde
Yo sí te puedo enseñar
Cómo luce la soledad.

Es el silencio profundo
Un solipsismo absoluto
Lo insoportable del ser
Tu omnipotencia… 
Lo insoportable de ti.


Lukas Guti
10 de junio de 2010. 21:18