jueves, 26 de mayo de 2011

Para Tí, Querido Lector.

Hoy todo fue poesía
Aunque temo terminar el día.

Tu cara fue poesía
Tus halagos fueron poesía
Tu desprecio y tu envidia
Tu admiración y tu disimulo,
Tu desinterés... mi desinterés. 

Me agradó la discreción
Con la que me leías
Sin atreverte a mostrarme tu rostro,
El mismo que yo dibujé
Con tantas líneas.
El mismo que no merecí ver
Quizá porque no existías. 

Así, pues, termino este verso
No sin antes dedicarte suspiros
Los mismos que tú viviste
Cuando me leíste. 



Lukas Guti
16 de Mayo de 2010. 9:01pm