jueves, 26 de mayo de 2011

Posesión

Vi a mi enemigo caminando tan cerca
Pavoneándose contra mis líneas
Y contra mis forjas de ilusiones e ideales
Desmembrando ideas y retóricas
Tan pretensioso que pude verme reflejado
No tanto por sus actos inseguros y egocéntricos
Sino porque no pudo ganarme en mi vanidad
Porque por vanidad me negaba a parecérmele
¿Y si no era cierto? ¿Quién debía ser?
Allá estaba caminando con melancolía
Huyendo de quién sabe qué desidia
Quizá de otros tantos que se le parecían.

Lo vi regenerándose una y otra vez
Como si fuera tan simple reconstruirse
Y se burlaba tan honestamente que me hizo reír.
¿Quién era? ¿Quién debía ser?
Tenía el cabello largo y caminaba cabizbajo
Cubriendo su rostro con sus aladares
Evitando miradas y conocidos
De vez en cuando se detenía a observar
Pero en ocasiones desaparecía en lontananza
Quizá para evitar ser el mismo.

Entonces volvía inesperadamente
Cruzamos nuestras miradas largamente
Y vimos un espejo que nos sonreía…




Lukas Guti
5 de enero de 2011.