jueves, 26 de mayo de 2011

Presunción

No era un gusano parasitario retorciéndose
Pese a lo incómodo que fuera el malestar
Tampoco era el corazón el que gritaba.

De tanto silencio surgían los suspiros
Y de los suspiros las tragedias del alma.

Del bullicio surgieron las expectativas
Y quizá de tanto contemplar surgió el vacío
Reduciéndose todo a un renacimiento.



Lukas Guti