jueves, 26 de mayo de 2011

Reflejos

Me causaste miedo y desolación;
Es que se me hizo extraño
No ser yo el único que te lo causaba
Ahora también tú te pavoneabas
Meneando tu vanidad obsesiva 
Frente a mi omnipotente ego… 

Me asustaron tus desequilibrios,
Es que yo apenas entendía los míos
Y aún así estuve dispuesto a mirarte
Y a decir que te quería
Para olvidar mi inseguridad 
Y entretenerme con la tuya. 

Quizá si tú haces lo mismo 
Podríamos sonreír tontamente
Igual que aquella noche
En que nada más importaba. 
Tan sólo tú y yo
Entre el cielo y el infierno
O cualquier otra tontería
Inventada por nosotros… 

De tanto escuchar tu voz
Terminé creyéndolo todo
Y todo fue tan perfecto
Que jamás oí las mentiras
Quizá ya estaba enamorado
Pero tú habías partido… 


Lukas Guti.
Junio 04 del 2010. 1:21 am.