jueves, 26 de mayo de 2011

“Veintitrés”

Y si dejara de andar
El mundo me pisaría
y moriría aplastado
abrumado por el peso
y cautivo por el tiempo.

Huyo incluso de la luna
Para que no me tiente
Con su plateada cursilería
Y me obligue a ser quizá
Algún otro enamorado.

El tiempo y mis ojeras
Corren juntos de la mano
Y me miran de soslayo 
Y se llevan los recuerdos
al decirme que envejezco. 

Ya casi son veintitrés 
Y falta uno tan sólo
desde el día nefasto
que prometí mi vida
ante una blasfemia 
que me condenó. 

Hoy los demonios
Me siguen rezando
Ansiosos por votos
Que alguna vez hice
Ansiosos por mi carne
Y por mis huesos. 



Lukas Guti
09 de junio de 2010. 22:59