sábado, 30 de julio de 2011

Deliquio

Comencé derramando varios granos de café
Y luego el agua sobre la mesa y los granos
Y yo el creador de tanto caos en una taza
Más una simple cuchara revolviendo todo
Igual que un agujero de gusano en el vacío
O como todo en la vida de los hombres
El karma o las consecuencias divinas
O lo que no nos atrevíamos aceptar
La verdad inesperada entre tanto café
Lo que bebíamos a diario cual vicio
Como el sólo vicio de intentar vivir feliz
El pánico de la desolación del alma
La manera de huirle al corazón y al amor
Planeando barreras diarias para dar paz
Las mismas paredes que nos erigíamos
Las que dividían el alma y la partían
Lo que nos hacía más humanos por negarlo
Y la forma en que todo transcurría por tiempo
Por el tiempo que se iba forjando solo
Lo que nos presionaba seguir caminos
Y el sentido común viciándose de aquello
Las mismas causas que nos abrumaban
Y yo aquí pensando en desterrarte de mí
Cuando había sido un milagro encontrarte
Entre tanta bruma que nos separaba
Por las desesperadas creaciones del hombre
Aquello que siempre nos crucificaba
Y carecíamos de fieles seguidores
Que asimismo terminaron crucificados
Por arriesgarse creer algo que los tentó
Pudo ser la forma en cómo se enamoraron
O el sólo hecho de intentar ser hombres
En un mundo creado por divinidades.


Lukas Guti.
30 de julio de 2011.

viernes, 29 de julio de 2011

Delirio II


Y si por asumir estuvimos ligados
Entonces ya nada podría separarnos
Porque quizá por nuestras promesas
El mundo tentaría con romperlas
Y quien no lucharía contra ello.


26 de julio de 2011.

sábado, 23 de julio de 2011

Solipsismo V

Y ahora atentabas contra lo que más quería
Que por si fuera poco hubiste de quebrarme
Y no te bastó verme por el suelo arrastrándome
Porque jamás logré arrepentirme de retaros
A vos y a la fe que tanto me negaba
Y la que con descaro vos me tentabas
Cual si fuera una mujerzuela y su manzana
Cual si fuera un puto timorato perdonado
Por las súplicas de sencillos rezos
O por las de alguien más pecador que yo.
Bicho desgraciado y deforme, sombra y nulidad
Que porque no te veo te confieso ante mi miedo
Que porque hoy lograste amenazar mi amor
Debías, pues, temerle más a un hombre sin fe
Que a uno con ella…
La ironía que hubo de condenarte.


Lukas Guti.
23 de julio de 2011

Solipsismo IV

-          Hola.
-          Por qué  siempre cuando estoy solo?
-          Es más fácil intimidarte.
-          Qué te hace pensar que  me intimidas?
-          Toda tu ira hacia a mí.
-          Estoy calmado…
-          Lo dudo.
-          Estoy Calmado…
-          Existieron peores cosas que yo.
-          Es más fácil ignorar a dios que a vos.
-          Y al universo? Yo Estoy empapado de ti.
-          Y ahora te crees omnipotente?
-          No tanto como tú.
-          Tú mismo me hiciste.
-          Ahora me culpas?
-          Siempre.
-          Tanta ira es irrelevante.
-          Es claro si nunca te  muestras
-          Para qué si vas a correr asustado?
-          No lo sé.
-          Ni yo.
-          Entonces también me temes…


Lukas Guti.
22 de julio del 2011.

viernes, 22 de julio de 2011

Delirio


Quería vivirte a mi forma si no ibas a estar
Maltratarme yo mismo para vivirte a pedazos
Para no perderme de mi tiempo contigo
Para que supieras que siempre estuve allí…
Y dormía poco para que lo entendieras
Porque yo no sufría algo que no fuera
Sino por tu ausencia y para entretenerme
Así mientras llegabas de nuevo ante mí
Podría seguir enamorándote como antes
Cuando nos vimos a los ojos bajo el sol
Cuando nos gustamos y caímos en tentación.
Y aún si por descuido pudiera perderte
No sería durante largos sueños de ensoñación
Sino  mientras te veo partir a lo lejos
Y sin mirar atrás, igual que la última vez.


Lukas Guti
22 de julio de 2011

jueves, 21 de julio de 2011

“Nietzsche II”

Me inventaba promesas para no delirar
Para no caminar tan libre de mí mismo
Para pertenecer a algún sentido impropio
y lograr amar sin necesidad de ser egoísta,
Sin tenerle miedo a la necesidad de ser
Para no huirle a la mímica del pasado,
Eso que dizque nos volvía fuertes a veces
Lo que nos evitaba los sufrimientos…
Las inseguridades de sentir demasiado
El miedo a ser hombre… demasiado semen,
Demasiadas ganas de transgredir al mundo
de abalanzarse contra las voluntades
Incluso contra las revoluciones ajenas;
La necesidad de calmar la ira interna
La que la falta de fe nos causaba a diario
y el mundo real pavoneándose con el tiempo;
Lo que nos aplastaba bajo el cielo azul
y que era azul sólo por los poetas o soñadores
Los que dignificaron cualquier falta de fe
Para lograr vivir con un poquito de anhelo
y no sólo contra las verdades mentadas antaño
Ni contra absolutismos o leyes universales.
Es que ya nos habíamos cansado de dios
Y nos volvíamos ateos o algo menos usual
Quizá sofistas para relucir poco y dejar rastro
O un desgraciado para vivir mucho en poco tiempo.
Entonces amábamos para no pensar tanto
Y huirle a la necesidad de cuestionarnos
Para cuestionar a otro menos parecido a vos
Porque nos asustábamos de nosotros mismos
Y luego gritábamos y descubríamos de nuevo
Que éramos reales al desgarrarse la garganta
Y se sentía bien…


Nota: Nunca leí a Nietzsche, pero lo conozco.

Lukas Guti.
21 de julio de 2011

domingo, 17 de julio de 2011

La Estación


I

Sentados entre vagones y sobre líneas de tiempo
Y  yendo contra las rotaciones y las estaciones
Dejando pasar transeúntes por advenedizos
Y nosotros la figura centrada por las miradas
Nosotros que sólo vimos los ojos del otro
Túneles de bastos sueños entre memorias
La realidad hecha una encrucijada soportable
La que temimos que por cruces nos separaran
Y por efímero no fueran por ello irreales
Ni la señora que nos miraba con empatía
Y sonreía ya por lejanos recuerdos de su tiempo
El que nosotros mantuvimos inmortalizado
Hasta la siguiente estación…

II

Cruzamos los corredores absorbidos por la gente
Los anuncios nos arrastraban como por inercia
Y de vez en cuando cruzábamos miradas raídas
Las mismas que comenzaron a darnos confianza
Y por poco cruzamos nuestras manos sudorosas
y en ese mismo instante desistimos de ello
es que por no ser tiempo ni aquel cruce fue digno
quizá por la torva que se abalanzaba en el asfalto
o por las miles de razones que nos circundaban.

III

Llegamos a un parque inundado de ilusiones
Y de las ganas de pretender entre argumentos
La esperanza inmerecida que por miedo mantuvimos
Y aunque caminamos por horas incluso sin sed
Decidimos saciarnos para recordad lo que éramos
Y no asustarnos con lo que hubiéramos pretendido
Quizá otra sombra grabada en el camino
Lo que sin esfuerzo hubiese perecido…
Entonces sus labios comenzaron a tentarme
Y por fortuna ambos logramos ser distraídos
Por alguna otra causa que se traía el viento
Lo que bien mis aladares y los de ella cubrieron
Disimulando la única verdad que dudábamos tomar.

IV

La estación comenzó a tragarse la gente entre bocados
Y pese al miedo que tuve ella jamás soltó mi mano
Ya el sudor no era por el mundo que me arrastraba
Sino por el afán de sentirla a ella entre mis manos
Y aunque al principio el mundo se pavoneara
Por mera ironía nos sentimos a salvo entre los vagones
Los mismos que se comían a la gente…
Los mismos que transportaron mi corazón
Y el de ella.



Lukas Guti.
17 de julio de 2011  

Resquicios


Intentaba recrear varias cicatrices
Fingiendo un dolor que había disfrutado.
Y envejecían ocultándose descaradamente
Como cualquier otra cicatriz.

Las remarqué y desfiguré el sentido
Y construí monumentos existencialistas
Como si ello pudiera arrebatarme todo
Como si ya no lograra mantenerme en pie
Por haberme negado tanto a una idea
La de los timoratos.

Prefería seguir cortándome para sentirlo
Y es que estuvimos obligados a ser incrédulos
Y por ello tanto dolor nos aterraba
Pese a todo, seguíamos sangrando.



Lukas Guti
17 julio de 2011.