viernes, 26 de octubre de 2012

Nota al pie.



Cualquier sistema ideológico gubernamental está diseñado para contener sociedades: Esta   masa informe que amenaza desbordarse de los limbos.  Sin  importar su enfoque social liberal o conservador, están diseñados para aplacar y establecer. Sin embargo, algo tienen en común estas sociedades que por sus propias leyes se creen privilegiadas: Todas son consumistas, y esto no va más allá de pertenecer a una u otra ideología, o por el hecho de sobrevivir como seres que necesitan agotar de sus recursos. Las diferentes sociedades son consumistas a su regla y medida, puesto que todo se agota, así como también la existencia humana. En tal caso, las sociedades en relación con estas opresiones disimuladas o dictadoras.

Lukas Guti.
26 de octubre del 2012.

martes, 9 de octubre de 2012

El Beso



Nos besamos en medio de la noche, sobre la acera solitaria, bajo la penumbra de los árboles; El ruido  de los autos en la autopista desolada y la luz amarilla y difusa de los postes de luz.  Un beso corto, lleno de curiosidad por conocer al otro, que no significó nada… y todo. Pese a que por mucho anhelé ese momento jamás fue el beso lo más simbólico, sino las dificultades grandes, pequeñas y hasta ridículas que nos llevaron a eso, pues aún recuerdo lacónicamente que antes de hacerlo no lográbamos encontrar el lugar adecuado. Quizá mi timidez o los peatones ocasiones de los que desconfiara, mi preocupación por las sombras y por alejarnos de la turba… el viaje que ambos tuvimos que recorrer meses atrás en nuestras vidas para llegar a ese andén y a ese momento. Aún así, encontramos la forma, encontré tus labios…

Lukas Guti.
09 de octubre de 2012. 

martes, 2 de octubre de 2012

Qué soy?

Y no me dejas escribirte ¿Qué soy, pues, sin la razón por la que surgen estas líneas? Qué soy, pues... Un vagabundo, quizá. Soy un vagabundo...

Algún otro hábito

Por tanto amor que de mi sangrara nunca quise usar vendas, pero hoy temo desangrarme. ¿Acaso la vida nos enseña a no amar? No creo en los amores mesurados, son profanos, son obra del individuo amedrentado. Es otra forma de adornar las frivolidades.

Memoria.

Docenas de fotos envenenándome el corazón, bajo llave; recuerdos celosamente guardados a punto de explotar en mi pecho, y no sabes de mi delirio, ni de  mis gritos asfixiados por la razón y por la gente.