viernes, 22 de noviembre de 2013

Y es que si no fuera por lo de abrumarse, la humildad tampoco sería posible.

viernes, 8 de noviembre de 2013

El existencialista

Entonces surgimos. Con el paso del tiempo una mera idea en perspectiva con el pequeño mundo que nos rodea se implanta en nosotros. Y con tal surgimiento esta idea se fortalece con lecturas  o experiencias que bien sabríamos aprovechar si nos aportan a la perspectiva que decidimos sostener; Transcurren años y años de desengaños recubiertos por páginas y páginas de otros argumentos, por péndulos y tiempos que nos envejecen,  y elaboramos esta mera idea   con tanto ahínco que se convierte en una filosofía de vida. He aquí la fe, descrita sin otras crucifixiones.  Y bien, que si vivimos lo suficiente como para comprender esta supuestas trivialidades existenciales, descubrimos que repites la misma historia de otros tantos existencialistas ya fallecidos; Y los filósofos que no leíste por pereza que ya habían dejado miles y miles de páginas sobre ello. Que leer e instruirse mantuvo a algunos conscientes de la desidia del hombre, pero aprenderlo viviendo era poco menos desidioso que eso. 

jueves, 10 de octubre de 2013

"Tinta y sed"



En el caminar
Senderos fijos como condenas
El mundo ideal
En páginas de libros viejos. 


Entre tinta y sed
Hombres jugando a creer. 

¡Qué sobriedad! 
Este hombre el eco de recuerdos,
Sin libertad. 


Y sé…

Que por noches bañadas en plata,
Desde las colinas sueñas… 

Sauces meciéndose
Hijos de fábulas. 

¡Qué sobriedad! 
Este hombre el eco de hechos,
Sin libertad. 


Lukas Guti. 05 de octubre de 2013

sábado, 5 de octubre de 2013

"Contra Hechizo"




En el caminar
Senderos fijos  como condenas
El mundo ideal
Empolvado en páginas de libros viejos.

Entre tinta y sed
Hombres jugando a creer.

¡Qué sobriedad!
Este hombre un eco de sus recuerdos.

Y sé…

Que por noches bañadas en plata,
Desde las colinas sueñas…

Sauces meciéndose
Hijos de fábulas.


Lukas Guti. 05 de octubre de 2013

lunes, 30 de septiembre de 2013

Pueril

Me enseñaste un mundo sin corromper que yo había olvidado,
 Que mi tranquilidad sólo era un manto cubriendo las grietas.
Y dormíamos sobre las ruinas moldeadas bajo los cuerpos,

El egoísmo usando máscaras de serenidades,
Y la simpleza una excusa para evitarle significados a lo profundo.  

Qué bonitas se tornan las artimañas al cabo,
Transfiguradas en torno al deseo de tu olor en mis paredes;
Y cuando los conceptos se transmutan por pensamientos,
El único deseo no profano es aquello que no se ve igual,
Como en aquél mundo ya olvidado.


Lukas Guti.
30 de septiembre de 2013

martes, 24 de septiembre de 2013

Sinceridad

 No me preguntes por mi apatía,
“Que tanto silencio, que tan poca manía”,
Usuales las disculpas por  la sinceridad mía;
Pues poco aprendí de las mañas maneras,
Los protocolos para figurar.
Yo si fui bien tosco para tanto actuar.  


Lukas Guti. 24 de septiembre de 2013

Baches.




A quién dedicara esta bomba en mi pecho, y mi silencio.
A quién los suspiros que atragantara en  memorias.
Los falsos recuerdos desdibujados, entre paredes;
Ciclos  remarcándose una y otra vez, cicatrices.
Como canciones que no evitamos oír pese al dolor.

A quién dedicara mis líneas ahora…
Tan vil el vicio de recordar. Tan innecesario,
Cerrándome puertas con doble seguro,
Forjando un camino de aldabas y soledades,
La trocha y los pasos empolvados, cansados,
Huyendo de todo tipo de humanidad… de  carne.

No supe cruzar el camino acompañado,
Pues, tropezara en cuánta piedra o bache.
Que dejóme de importar incluso mis pasos,
Mirando los tuyos para evitarte de baches;
No supe sino hasta cuando seguiste tu rumbo,
Que al fin y al cabo, siempre anduve solo,
Tropezar en solitario era menos vergonzoso,
Y duele menos si nadie lo nota…


Lukas Guti.
24 de septiembre de 2013.





viernes, 13 de septiembre de 2013

La Ausencia, Lukas Guti.


Aquí la primera canción que compuse, la había dejado olvidada entre archivos pero decidí grabarla de nuevo con algunos pequeños cambios: "La Ausencia". Y con todos los malos vicios posibles al cantarla... ahí está.



Descubrí
Tumbas en mí
Sentí amor…
La ausencia

Descubrí
En causes rojos tu piel
Caricias de dolor… 

Cargo en mí
Cruces sin fe
Descubrí
La ausencia.

Y Hoy yazgo aquí
Entre escombros. 



Lukas Guti.

El ego

El ego lleva máscaras de vergüenza que la sensibilidad las parte en dos.

domingo, 8 de septiembre de 2013

La artista

De todas tus líneas traduciendo maravilla,
Remarcando los fondos blancos infinitos,
La diosa de carne creando con tintas,
Creando los vanos con pasión de artista;

Las sombras cubriendo con clamor la vista,
Bocetos pintando la vida en utopías,
La sangre del alma entre colores de ensueño
Y ella su lienzo, su obra, su pena.

De sus retratos la vida  aclamara,
Que no eran imágenes vanidosas,
Era su propia visión de lo humano,
Retratos de lluvias desde sus ojos.




Lukas Guti. 08 de septiembre de 2013.

Blanca




Los faros, las luces que se extinguen
Por peso de noches tantas en vela,
Acumulados en bolsas bajo los ojos.

El alma tan lejos de ser tangible,
Igual que la idea de  poseernos;
Y el desamor, y el pesimismo,
Cualquier drama o concepto,
Y cada cosa que nos separa…

Innecesarios suspiros de impotencia,
Y cada grito una estrella a lo lejos,
Reflejos falsos de aquello que eran,
Un recuerdo pintado en el cielo,
Que el viento se lleva cuando le place
Verdades efímeras como aquello.

Tu rostro en la luna, las nubes, el agua,
Los giros del mundo turbando los sueños;
Mis sueños, tus ojos, tu piel en la luna,
Tan blanca tu aura entre cada resquicio,
Los mismos caminos que recorriera,
Sin faros, tus ojos, extinguidos, lejos.


Lukas Guti.

08 de septiembre de 2013. 

miércoles, 4 de septiembre de 2013

"Subjeción"

Lo que no se entiende y se quiere resolver se torna en filosofía; Y si confunde se torna en superstición... y así, deplorablemente, hasta creer en casi cualquier cosa que nos de un respiro. Pero antes de todo esto, existen los números, los que casi nadie entiende. ¿Y a mí quién me entiende...?


Lukas Guti.

martes, 3 de septiembre de 2013

Lienzo, Lukas Guti


Aquí otra de  mi autoría. Mal grabada como siempre, pero ahí está con todo el corazón 



Hijos de ajenas tierras 

Labraron nuestra historia
El mundo un lienzo de ti

Obra manchada por mí
Creaciones falsas.

Nacimos en moldes vastos
Y En Campos y cristos.

Obra manchada por ti
percepciones falsas.

miércoles, 28 de agosto de 2013

A veces.

A veces retornas con un manto de insoportable peso.
Me cubres, me asfixias, me duermes y me entierras.
Al cabo, no hay opción mas  que simplemente despertar,
Y veo el rastro del manto en la tierra, borrando tus pasos.

viernes, 23 de agosto de 2013

Social

Qué difícil es ser sociable en un mundo lleno de prejuicios y juzgamientos. El ser poco sociable está sujeto a la incomprensión del grupo que sí tiene serios problemas de comunicación.

"¿Y a qué te dedicas?"



"¿Y a qué te dedicas?": Dícese de aquella pregunta cuya respuesta ofrece estatus social al individuo dentro del grupo social en el que se encuentre. La respuesta con más ocupaciones resulta ser la más aceptable.

Edad Media

Veo vídeos y fotos incontables de gente maldiciendo a los ESMAD, el grito desesperado de un pueblo sin capacidad para defenderse por sus propias falencias. Si creen que la culpa recae sólo en esta guardia cuasi Medieval compuesta por personas igual que ustedes y dirigidas por retrógrados mandatarios,   los seguirán pisoteando. Mientras el pueblo se pelea entre sí los gobernantes se carcajean sobre sus sillas reclinables.  Si bien, de esa  falsa “comodidad”  la culpa, también lo es por la educación;  Y No por la educación que nuestro país nos ofrece, sino por la educación que  asumimos para nosotros mismos.  Educarse no significa dejarse educar, la modernidad un adorno enmascarando la edad media y sus brutalidades.  

El engaño

Cómo alcanzar percepciones reales de nuestro mundo si la historia siempre ha sido manipulada. Mucho menos comprender el universo que sólo deja rastros de luces tras de si: El cielo también es un engaño.

miércoles, 21 de agosto de 2013

Felicidad

Hoy me arriesgo a ser feliz,
Que por temor antes no hiciere;
Por  temor a perderte, felicidad.

Me arriesgaré a ser feliz;
Del pecho al viento las decepciones,
No duela tanto cual los amores,
Que no duela tanto como tristura.

Me arriesgo, pues, a ser feliz.


Lukas Guti.
19 de agosto de 2013.

viernes, 16 de agosto de 2013

"¿Qué quieren las mujeres?"

"¿Qué quieren las mujeres?". Se preguntó cada hombre, y no sólo el afamado Freud. La respuesta es simple: Quieren justo lo que tienen ahora. La sensación de "libertad". Amar dentro de sus términos propios y no dentro de los términos del hombre; El hombre, quien en un principio, fue quien se inventó el amor, bajo sus propios términos. Y ahora están tan engañadas como los hombres mismos.

Lienzo (Audio) Lukas Guti.



Hijos de ajenas tierras  
Labraron nuestra historia
El mundo un lienzo de ti

Obra manchada por mí
Creaciones falsas.

Nacimos en moldes vastos
Y En Campos y cristos.

Obra manchada por ti
 percepciones falsas.



Terminado el 14 de octubre del 2013.


jueves, 15 de agosto de 2013

Espadas y escudos.

Y así de quien bebe hasta tambalearse sin noción por los caminos, lastimándose contra cada obstáculo como contra la vida, y saliendo ileso de ello sin saberlo al día siguiente. La ebria inocencia, afamada como diablo.
 Así del que fuma y mancha sus manos y dientes, de yerta su piel cual pergamino como la vejez  y la experiencia para aquellos que lo ven, respeto obtenido por errónea imagen de libro viejo. La solapa. En sus rostros marcada la vida que dicen haber vivido; Más bien, los años que otros le adjudican libremente por mera apariencia.
 De los que consumen sus mundos pequeños en bocanadas ilusorias de marihuana o algún otro conceptualismo hippie postmoderno. Que vivir era consumir lo que otros no consumían porque se vivía una vez. Eso decían entre dientes porque temían que los escuchasen.  Ni siquiera se lo creían, sencillamente estaban igual de perdidos.
 Que los vicios eran la experiencia según las nuevas reglas, que evadirnos era la manera en que la manera en que la humanidad sobrevivía hasta lograr cruzar la línea de desesperación indemnes, pero no vírgenes; Sobre todo no vírgenes, esto de vital importancia en el vacío mundo. Demostrar la experiencia con túnicas manchadas de semen, sangre, polvo, o cualquier otra cosa que  manchara de  por vida. ¡Untarse! Y los que permanecían pulcros nunca fueron dignos de respeto, algo que jamás comprenderé.
El pene la nueva espada sin honor, siempre desenfundada,  sin estandartes; vulvas como escudos rotos  entre escombros. Lo que fuimos, lo que éramos. Lo que somos.




Lukas Guti.


15 de agosto de 2013.

viernes, 9 de agosto de 2013

Fábulas.

Retorné a esas tierras sin recordar pasadas memorias. Aventuras enterradas por leguas y leguas de olvido.  Las praderas y las siluetas de las montañas majestuosas, separando las realidades inventadas de otros mundos.
La serenidad de mis sueños plantados en estas tierras, junto con mis pasos sobre el pasto y la inmensidad.  Me interné hacia el oeste sin saber lo que buscaba, no encontré nada más que mi propia fascinación,  la niebla como telón de los parajes abriéndose paso.  
Crucé entre los pueblo asentados y solitarios; Tampoco encontré indicios de nada que quisiera ver, ni de nada de lo que quisiera recordar. Observé al sur y desde una torreta partían zepelines. Iban hacia sur y sin capitán o tripulación, sólo el viento intervenía en su dirección. Volé por días inmerso entre nubes blanquísimas, hasta otras tierras frías que ya conocía, pero de las cuales ninguna evocación surgía. Arribé entre una ciudadela ennegrecida por la guerra, y un tigre con ojos de esmeralda y alas gigantescas me esperó. Con venia incitó a que subiera sobre su largo lomo gris, y volamos juntos alrededor de la ciudadela, que el humo de grandísimas fogatas cubría con tristeza. ¿Adónde me llevas… adónde?
Cruzamos sobre tantos pueblos que perdí la cuenta. Territorios tan diversos entre climas y vegetaciones, cascadas, nieve, tierra negra, árboles, lagos, riscos… Pero nada más hermoso que aquellos robles de cristal, plantados a lo largo de ríos y pendientes de nieve, y una ciudadela escondida sobre sus gigantescas copas.  
Sobrevolamos las cúpulas y los edificios,  sobre gente que apenas se inmutaba. Allí, entre la callejuela, vi desaparecer al maravilloso tigre. Caminé sobre la empedrada, entre las personas, y recordé. Mi cuero se estremeció y mi corazón saltó de su pesadumbre. Recordé y quedé estupefacto. Recordé…  continué mi paso, prudente, entre la caterva indiferente. Nadie me conocía; Yo los conocí a todos alguna vez. Crucé por la fuente, recordé más, fui a la plaza central, perseguí un fantasma, perseguí el recuerdo, perseguí memorias…
Ya no era un sueño, su ausencia no lo era…  Ya no era fábula.  


Lukas Guti.
9 de agosto de 2013




jueves, 8 de agosto de 2013

A una Madre.

No fáciles las trochas por las que nos registe,
Supiste guiarnos como buena madre,
Tu amor bondadoso que cubriera los andares,
Entre tantas pretensiones que por bien tuvimos,
Aprendiendo a tu lado con amor divino;
Jamás perdimos el rumbo con la entereza tuya,
Ni el rumbo que nos diste nos disgustó el destino.
Qué afortunados fuimos al contar contigo,
Tus incasables pasos forjando tantos caminos
Con tu cruz y tu infranqueable fe cargaras,
Cual  mejor ejemplo de aquél profeta antiguo,
Tú resguardada entre sus bendiciones,
El cielo y Nosotros  testigos de  tus batallas.  
Qué privilegio el mío contar así tu historia,
Hijo de tus luchas y admirado por tus obras
Yo seguiría a tus pasos como  una sombra,
Para guardar tu bondad entre mis memorias…
Hoy edifico  orgulloso tanta humildad tuya,
Un pedestal digno de alabar con cordura.



Lukas Guti. Miércoles, 7 de agosto de 2013



How to disappear completely, Radiohead Cover


That there, that’s not me
I go where I please
I walk through walls
I float down the Liffey
I’m not here
This isn’t happening
I’m not here
I’m not here
In a little while
I’ll be gone
The moment’s already passed
Yeah it’s gone
And I’m not here
This isn’t happening
I’m not here
I’m not here
Strobe lights
And blown speakers
Fireworks
And hurricanes
I’m not here
This isn’t happening
I’m not here

I’m not here

domingo, 4 de agosto de 2013

"En el nombre del Padre"

Compró media de ron y se la bebió,
Y una camándula a la que arrancó el Cristo;
Me pidió arreglarla: “Quítele la Virgen”,
Dijo, “No me gustan los Cristos”, dijo,
Uní las partes  plateadas sin las alegorías.
Se la devolví al cabo y como él nadie,
Nadie portó camándulas como las suyas…


Lukas Guti.

Domingo, 04 de agosto de 2013

jueves, 20 de junio de 2013

Raíz (Audio) Lukas Guti.




Hoy me hieren pensamientos
El lenguaje del silencio
¿Por qué no te vas?
Este ruido no se apaga


Que  soy Raíz,
Sin tallo.


Surgieron concepciones
Las que aprendes con amigos
Y sigues aquí
Cual madera sin pulir


Y retorné,
Sin florecer.
Que soy Raíz,
Sin tallo.


Heredamos rostros,
Desdibujados.
Jugamos a ser,
Un buen reflejo
Montañas  blancas
Opacándonos.

martes, 18 de junio de 2013

Dualidad (Vídeo) Lukas Guti y archivo de audio solo por Lukas Guti y Paulo Áviles.

Aquí un vídeo de mi última canción, Dualidad.  Dualidad, Lukas Guti.





Asimismo, el audio de un ensayo que grabé junto con mi amigo Paulo, a dos guitarras y voz.  Adoro el ambiente acústico y la naturalidad con la que se desarrolló el tema.









Dualidad suspendida
Adversarios eternos
Surgirán en mí
Ensoñaciones y cuentos


Nunca quise despertar
Sobre esta senda desigual.


Los suspiros resuenan
Cenizas y   creencias
Mi fragilidad!
Alegorías sonriéndome
Fue tan sencillo no tener  fe.



Nos atrevimos a soñar
Siendo mejor que el bien y el mal
Y el mundo insiste en perdurar
Paredes erigidas…


Cualquier motivo bastará
Pero no las razones.


Lukas Guti.












martes, 28 de mayo de 2013

Amando

La potente voz de mi abuelo resuena desde afuera, haciendo cortesía con cualquier vecino o transeúnte. El recuerdo latente que oía a través de la ventana, junto con los pájaros posados en los cableados, en el segundo piso del apartamento ¿Por qué volvía tan rápido?

Oí gemidos de una mujer a la que penetraba. De nuevo los pájaros, los automóviles,  la ventana, el mundo queriendo asomarse desde afuera; El segundo piso ensombrecido por  edificios, la voz de mi abuelo alejándose. No lo saques, decía la mujer.

Me torné mecánico en pleno acto sexual, y el calor, los suspiros, la ansiedad, la puerta, la ventana de par en par cual sus piernas; Hundiéndome en otros universos. Me torné un monstruo al que suelo admirar, e intenté amar para no deformarme en otra cosa.



Lukas Guti, 27 de mayo de 2013.

viernes, 24 de mayo de 2013

Animalista


Me gusta lo que eres aunque lo acalles,
El silencio que te agobia por dentro,
Tu fragilidad y tu sentido común;

Está bien, también me gusta tu cuerpo,
Pero lo físico no te arrebata lo especial.
Tampoco me quita lo vacío de mí,
Pero me gustas como el capricho.

Por malo que fuera apegarse o amar así,
Negarlo sí sería detestable, incluso para ti.
Peor para mí que me carcome el miembro.
Por lo que soy y lo que evito ser: Animal.

Al menos poseo un poco de alma.
Algo que me inventé para enamorarte;
Para enmascarar mi sangre con la piel,
Y mis pretensiones con caricias.

No es malo esto, claro que no.
Es una de tantas formas que existen,
Quizá haya otras que aprendamos,
Pero  es temprano para denotarlo.


Lukas Guti.
24 de mayo de 2013.

jueves, 16 de mayo de 2013

Sal



Mis sueños  distorsión y maquetas prediseñadas
Mi mente un puente de percepciones,
Las realidades limitadas por dimensiones,
Y yo aquí enloqueciéndome  con ensoñaciones.

El diablo puede y podrá, también las divinidades,
Los ángeles arribaran desde las profundidades
Confundiendo al prójimo y a los románticos.

Caminando en mi cuarto cuadrado, en círculos,
Una espiral  contraproducente, otra dimensión,
Ya no es demasiado real, aquí en mi cuarto,
Aquí en mi mente; El Diablo podrá, y los ángeles.

En mí la dualidad cual disonancia soportable,
La dualidad entre notas suspendidas y coros…
¡Hey, hey!, Que surgirá mi  adversario eterno,
Mi otro yo dentro de todo cuanto cree;
Lo que plasmábamos en fábulas y poemas,
Y en la modernidad y en los edificios.

Los suspiros de  mi padre resuenan con la montaña,
La que nos opaca tan blanca a lo lejos,
Cubierta de nieve y cenizas, murmurando,
Aclamando su corta paciencia se conmueve,
Y llora ceniza en las mañanas…

Un pico basílico-Gótico erigido entre paredes,
Las paredes erigidas sobre cafetales y mierda,
Y sobre las viejas pisadas de caballos flacuchentos.
Oh mi ciudad culta y serena, tan serena fuera,
Que parece inculta,  avergonzada, quizá,
Atemorizada, por la montaña blanca y azul…

Yo sólo tengo mi nombre y mis recuerdos.


Lukas Guti
16 de mayo de 2013.



jueves, 9 de mayo de 2013

Distorsión.



No recuerdo si era de día o de noche, pero el cuarto yacía iluminado por algo más que lámparas o bombillas, no precisamente por la ventanita cubierta con una cortina blanca y transparente,  de esas que mi abuela solía tejer.
Junto a la ventana una mujer  de pie ante una vitrola le daba cuerda y la música resonaba, sin embargo, me fue imposible escucharla. La mujer me daba la espalda, su cabello castaño caía al igual que su vestido aristocrático blanco hasta la cintura y un moño que la adornaba alrededor de ella, hasta sus medias blancas veladas y sus zapatos negros.
Yo permanecí apoyado sobre las piernas de otra mujer. Una que estuvo sentada todo el tiempo en una silla al otro lado del cuarto, al lado de la mesa y frente a la mujer que tocaba la vitrola.
Yo me apoyaba en sus piernas y descansaba mi rostro en su mejilla izquierda, tal regocijo me recordó el amor desinteresado que nos brinda tranquilidad; estuve así por largo tiempo al son de la música que por adormilado apenas distinguía.
Cuando al fin comencé a oír la música descubrí que no la comprendía. No logré determinar armonías que hicieran vibrar mi cuerpo o naturalidad alguna; este era un sonido disparatado que mis sentidos no aceptaban.
La mujer de la vitrola continuó tocando sonidos que provenían de algún otro universo y que colapsaron al mío propio. Me dio pánico escuchar y entender que estaba percibiendo sonidos que ignoraba, de pronto lo establecido se distorsionaba.
Cerré mis ojos con negación, pero el sonido fue insoportable. La negación me brindó un nuevo espanto cuando vi el rostro de la mujer en la que me apoyara un nuevo rostro, estirado e inaceptable, inhumano y asimétrico. Grité con desesperación creyendo que me enloquecía. Grité más y desperté en mi cama con  el corazón desbocado.

 Recordé que los animales percibían la música a veces de maneras insoportables, y que el humano era tan egoísta que sólo creaba música para sí mismo.

Permanecí acostado por largo rato evocando el sueño e intentando no estar perturbado. Al cabo me levanté con desánimo, el silencio rondaba la enorme casa vacía desde las escaleras y los cuartos contiguos.  Como era una casa de campo el murmullo del viento siempre acariciaba las paredes y los ventanales.
Vi mi guitarra apoyada sobre la cama en la que yo dormía cuando iba de visita adónde mis abuelos. Era más fácil dormir con ella a mi lado que intentar guardarla en su estuche en la oscuridad mientras se está somnoliento.
Con emoción quise tocar y cantar varias canciones  aprovechando la soledad y al principio sonaron bien. Pero cuando decidí grabar algunas mi afinación me abandonó. Di varias vueltas por la casa vacía mientras entraba en calor, pronunciando cada vocal con ahínco y estirando mi rostro y mis brazos. Retorné a la guitarra y recorrí los acordes en los que había trabajado toda la semana, una nueva canción que me moría por grabar, pero por alguna razón no pude tocarla o cantarla. Comencé a frustrarme. Toqué varias canciones viejas y aunque los acordes me animaban, la voz apenas me alcanzaba. Está bien, me dije. Aparté la guitarra de mi vista y la miré con desprecio. Me deprimí profundamente y por varios minutos estuve mirando un punto anonadado. Pensé en abandonar la guitarra y mis pretensiones, y mis alaridos.
Sin pensarlo tomé la guitarra nuevamente y toqué una canción que había compuesto meses atrás. Esta vez sonó bien, pero no fue suficiente para animarme. Así que empaqué y caminé con guitarra al hombro, decepcionado, a enclaustrarme en mi casa, en mi cuarto, en mi cubito de paredes  y realidad.
Lo primero que hice cuando llegué fue apartar la guitarra de mi vista y conectar mi laptop sobre mi cama.  Hoy tenía ensayo con la banda, pero yo estaba dispuesto a abandonarlo todo. Pese a todo conecté a mi Skype y uno de mis amigos guitarristas me habló: “¿A qué horas hoy?”, dijo. “No creo que haya ensayo”, le dije.  Seguidamente le aclaré que ya no quería seguir, y le hablé sobre mi frustración previa. “No sea güevón – Dijo – Voy para allá”. Una hora después llegó con su gran guitarra acústica y hablamos de trivialidades.  
Después de repasar varias canciones y de hablar de posibles proyectos decidimos viajar de vuelta a casa de mis abuelos. El lugar más ameno para tocar. Tomamos un taxi con tres guitarras, pues llevamos una de más;  Yo estaba enojado con mi guitarra, así que  toqué con la guitarra de mi amigo y él con la mía; tocamos en el patio, en el cuarto de mi padre, en la terraza o en cualquier otro lugar donde no molestáramos a nadie… al final pude sentirme nuevamente enamorado, y desperté sobre el regazo de una mujer que estuvo todo el tiempo sentada en una silla , al lado de la mesa y frente a la mujer que tocaba la vitrola.

Lukas Guti.
09 de mayo de 2013