jueves, 26 de mayo de 2011

Mi muñeca

Conocí una muñeca que sola rondaba entre calles
Y entre otras tantas infames responsabilidades
Las mismas que hacían del resto del mundo
Hordas de interminables humanoides tan semejantes
Que casi por breves instantes se confundían
Cual millares de cruces clavadas en un cementerio.

Pero yo siempre distinguía a esta muñeca de la bruma
Que su largo y abundante cabello negro resaltaban
Caminando entre los humanoides etiquetados y a la moda
Que en ocasiones la disfrazaban con esfuerzo
Para que yo no la encontrara.

Pese a todo, sus grandes ojos negros la luna reflejaba
Y doy gracias a que por ellos lograba encontrarla
Así siempre fuera tarde…




Lukas Guti
jueves, 10 de febrero de 2011