sábado, 23 de julio de 2011

Solipsismo V

Y ahora atentabas contra lo que más quería
Que por si fuera poco hubiste de quebrarme
Y no te bastó verme por el suelo arrastrándome
Porque jamás logré arrepentirme de retaros
A vos y a la fe que tanto me negaba
Y la que con descaro vos me tentabas
Cual si fuera una mujerzuela y su manzana
Cual si fuera un puto timorato perdonado
Por las súplicas de sencillos rezos
O por las de alguien más pecador que yo.
Bicho desgraciado y deforme, sombra y nulidad
Que porque no te veo te confieso ante mi miedo
Que porque hoy lograste amenazar mi amor
Debías, pues, temerle más a un hombre sin fe
Que a uno con ella…
La ironía que hubo de condenarte.


Lukas Guti.
23 de julio de 2011