miércoles, 31 de agosto de 2011

“Ex-ilíada”


Ella me odiaba por  mis fotografías
Desconfiaba de mi voz y su rima
Me odiaba por mi vida entre líneas
Pero  cautelosamente las amaba
Excepto por ciertos poemas ajenos
En los que yo ya no la vanagloriaba
Y logré verla mascando su lengua
En cuanto usaba algún otro verso
Que con desinterés  le ofrecí un día  
Más hoy no eran de ella ni de nadie
Abandonadas allá en otro tiempo
En el que hoy aún ella se revolcaba
Y ya por pura inercia me glorificaba.


31 de agosto de 2011