martes, 2 de agosto de 2011

La Estatua


Dormí varios siglos sobre una piedra en un camino
El polvo cubrió agonías, decepciones y sufrimientos
Corrompió  ideales que el viento fue arrastrando
Bajo los pies de otros caminantes que transitaron
Y que al pasar observaron tal efigie de vagancia
Postrada cual si fuera un símbolo al lado del camino
El ideal que solo se forjó por presunciones ajenas
Igual al valor que los vivos le daban a los muertos
En ataúdes inmortalizados por breve ceremonia
Y de caer al fondo de tal precipicio como condenado
Y empujado por las oraciones de sus allegados
Y por un cura sosteniendo un libro de solapa negra
El mismo que  nos bendijo al nacer sobre un altar
Un sacrificio por obligación a nuestras creencias
Lo que hoy nos postraba como vagos en la senda
O como estatuas empolvadas que dormían.

Pero desperté después de varios y largos siglos
Y vi cruzando algún motivo que me inspirase
Y poco importó saber de dónde habría surgido
Es que sólo por habernos cruzado en ese instante
Cualquier sacrificio obtenido fue innecesario
Es que existir a través de ello fue los que inspiró
Y el motivo, más joven que yo y  mis ideales
Fue aquello que me hizo un viejo.



Lukas Guti.
2 de agosto del 2011.