viernes, 5 de agosto de 2011

La felicidad sí es material. Por una mujer, por dinero o por un logro. Todo lo demás es para justificarse y hacerlo menos vacío. Y no tiene que ser algo malo.