jueves, 22 de septiembre de 2011

Ya había encajado varias veces cual ficha estándar
Abrumado accidentalmente por rasgos familiares
Nacíamos con la misma raya divisoria en el culo
Un recipiente prefabricado y fecha de caducidad
Nos implantaban variables físicas para disimular
Pero todos defecábamos en las mismas cloacas.

A mí también me tatuaron un código definitorio 
Pero nadie lo notaba por semejarse a un lunar;
Ser tan iguales nos obligó a buscar diferencias
Y si vimos a otros por ese rumbo privilegiado
Lo criticamos por no ser suficientemente bueno
Y si fue bueno nos enamoramos de sus ideales
O al menos, por pura dignidad, lo admiramos
Es que enamorarse también fue por ese pretexto
Y cómo podría ser malo buscarle sentido a ello…



Lukas Guti.
22 de septiembre de 2011