lunes, 26 de diciembre de 2011

†Duellum Y Delirum† (Fragmento I, Una llamada)


-          Te amo.
-          Sí, también disfruté el sexo contigo.


¿Y le pareció tan ofensivo hacerlo por mí  que prefirió hacerlo por ella misma? ¿Y yo sí tuve que hacerlo por ella? Ilusamente yo pensaba que éramos dos. Pero siempre fui yo quien la sostuve.  Es que ella se  iba cuando quería y,  le insultaba que yo siempre le viese partir, dado que nunca fui yo el que lo hiciera.
Se le marcaba el orgullo en sus gestos cuando alzaba las cejas, que tampoco eso lograba evitar. Sus gemidos y gestos no precisamente sexuales aludieron cosas diferentes a las que ella quiso sentir. Es que también sentía ella lo que quería sentir; Quizá fuera esto algún tipo de máscara antisocial para escudarse de los tipos como yo. Yo, el espécimen de su propio mundo, el de ella.
Yo, el bufón que construía manicomios para dramas poéticos y de poca importancia; Ella la niña ideal de cualquier bufón… o príncipe.  
¿Y si supiera ella quién fuera? No sería necesario. Era mujer, eso ya le daba la ventaja. Yo un bufón con pene y con guitarra.
Las toqué a ambas casi con la misma pasión. Ninguna fue mía. Ambas prestadas; La vida me la presentó a ella para que la amara, y ella a su guitarra para que la tocara. Qué curioso fue aprender de ambas;  hoy dejaron huellas en mis dedos y en mi sexo.  
¿Cómo no enamorarse de algo que fácilmente podría uno desechar? Qué pesar ver la guitarra tirada en un lodazal, y a ella, mi nena,  en las ruinas de lo que fui mientras la tuve.
Y es que era yo quien la tuve a ella, porque también, aunque lo duden, no era común que ellas nos tuviesen a nosotros, pero sí muchos otros las tienen a ellas. Ellas eran del mundo y por eso éramos machistas. ¿Quién no? De algo debíamos apropiarnos, tanto por la forma en cómo ellas se iban, como por la forma en que nos dejaban partir cuando nos decidíamos dejarlas.
¿Y yo sí tuve que hacerlo por ella? Al final no le ofendió tanto verme partir.
Y ella. Ella conoció a otro hombre con pene…  y con guitarra. Cual duelo; Cual delirio.


Lukas Guti.
10 de noviembre de 2011