lunes, 12 de marzo de 2012

El vado de eco

Mi canción una oración interminable
 Disonancias nublando el bullicio afuera
Haciendo alarde de cuerdas desafinadas
Tal pedazo de madera en el que yazga
Surgieran capítulos en blanco inesperados
Escasos de tinta para reescribirlos
Culminados decididamente por tu ida
Hoy tu ausencia una vasta tierra estéril
Mi cancón segando las realidades
Volvieran mis andares ante precipicios
Esos que ya conociera por su infinidad
A pie entre los bordes como tentado
Sintiera temblores en mi pecho
Espasmódicos recuerdos rondaran
Pavoneándose cual espectros blancos
Y yo empapando mis ojos de llanto
Aferrado al silencio que surgiera
Aplacado apenas por pura negación
Y la inmensidad de tales agujeros.

Lukas Guti.
12 de marzo de 2012.