viernes, 13 de julio de 2012

Relatos


Soy el mismo que tú no ves. Dejé mis estudios y me importa poco mi vida. Me importa poco triunfar o el mundo donde vivo. Siento que tuve oportunidades para cambiar mi vida y nos las aproveché, o  no tuve la suficiente madurez para mantenerlo. No quiero vivir la vida de todos, no quiero hacer nada.
Siempre he vivido mis propios sueños y la forma en que veo la vida es otro resultado... de lo que hicieron de mí. Soy mi propia incapacidad de hacer cosas por mí. Nunca he hecho  nada por mí y nunca lo haré;  Una lástima que por las personas que quise hacer algo con esa convicción que tuve para mover montañas no lo hayan valorado.
Necesité a alguien porque me abrumaba el mundo, me abruma salir solo y me abruma la masa de gente en los andenes sobre mí o en el metro. Me abruma cada cosa hecha por el hombre.
Y aunque esto  fuera soportable  con la persona que yo amara teniéndola a mi lado, esto sólo fue una ilusión antes de que me abandonaran. Soy el mismo que tú no ves.