viernes, 24 de mayo de 2013

Animalista


Me gusta lo que eres aunque lo acalles,
El silencio que te agobia por dentro,
Tu fragilidad y tu sentido común;

Está bien, también me gusta tu cuerpo,
Pero lo físico no te arrebata lo especial.
Tampoco me quita lo vacío de mí,
Pero me gustas como el capricho.

Por malo que fuera apegarse o amar así,
Negarlo sí sería detestable, incluso para ti.
Peor para mí que me carcome el miembro.
Por lo que soy y lo que evito ser: Animal.

Al menos poseo un poco de alma.
Algo que me inventé para enamorarte;
Para enmascarar mi sangre con la piel,
Y mis pretensiones con caricias.

No es malo esto, claro que no.
Es una de tantas formas que existen,
Quizá haya otras que aprendamos,
Pero  es temprano para denotarlo.


Lukas Guti.
24 de mayo de 2013.