miércoles, 30 de abril de 2014

Mi Pueblo

Llevo gran parte de mi generación perdiendo la fe en las políticas de mi país. Me critican por no votar porque ni mi voto en blanco me atrevo dar.  El voto en blanco es igual de peligroso al voto que se le otorga a alguien que busca poder, y cómo no perder la fe en cúmulo de mandatarios que utilizan las leyes incluso para tergiversar la esperanza de un pueblo,  peor aún cuando nos educan para aprender del sistema para luego engañarlo.
  Me critican porque no voto por un cambio, pero quizá la Democracia no lo sea. Y es que seguimos usando la misma forma del que ya varios antiguos imperios han caído derrocados.
 Con sus  ingenuos votos, como en la lotería, desean que el cambio llegue cada cuatro años. Pero el cambio lo lleva cada una de las personas  que crían a sus hijos,  y eso no se nota  en cuatro años… quizá en siglos.
Sin embargo, creo en esas personas que se ayudan unas a otras desinteresadamente, entre esos pequeños proyectos por los que luchamos mientras en nuestra tierra se siguen matando a punta de leyes. Gracias a esas personas. Gracias pueblo. Gracias Familia.  

Lukas Guti.

30 de abril de 2014.