martes, 21 de noviembre de 2017

La tos


Ochocientos mg de Ibuprofeno y cuatrocientos mg de Acetaminofén
No lograron aliviar el corazón aplastado por mi  humanidad.
Y el corazón, aferrado a su ritmo se encogía en rediles de costillas;
Ocho años bastaron para conocerte dos veces...  Y no te vi en siete.
En cambio viste todo de mí en dos días que pasamos juntos;
Quizá fuera la cicatriz que se empeñaba en aplastarme día y noche.
O tal vez el beso que te pedí a media noche y que nadie te había pedido...
Qué fácil creer en ese momento que fui incapaz de cuestionármelo.
De tu llegada repentina, partiste dejando un beso frío sin mirar atrás,
Entendí, pues, que desde  mi cajita  es peligroso salir por ahí solo,
con el corazón abierto en pleno invierno...




21/11/2017.